Piscinas prefabricadas

La fabricación de las piscinas se lleva a cabo, mediante la aplicación manual de sucesivas capas de fibra de vidrio impregnadas en resina de poliéster, más una primera capa de una resina con mayor resistencia frente al producto químico y una nula absorción del agua. El proceso se finaliza con una capa de tejido de fibra de vidrio impregnado con resina de poliéster proporcionando una dureza y resistencia superiores. Su acabado final se realiza con gel-coat.

Las paredes del vaso son reforzadas con barras de hierro y unas bandas de fibra de vidrio de gramaje alto.
Mediante este proceso se asegura que la piscina es completamente estanca y que tenga una fuerza estructural suficiente para soportar los litros de agua de cubicaje de la misma.

Las piscinas prefabricadas, nos permiten una rápida, fácil y eficaz instalación, baño inmediato, son de fácil limpieza y mantenimiento y nos garantizan la estanqueidad.